Cómo Curar el Herpes Vaginal de Forma Natural

Cómo Curar el Herpes Vaginal de Forma NaturalEl herpes vaginal es, desgraciadamente, mucho más frecuente de lo que puedas imaginar, por lo que no debes preocuparte en exceso si lo padeces.

Y es que aparece como consecuencia de que en tu cuerpo reside el Virus del Herpes Simple (VHS), sobre el cual debes enfocar tus esfuerzos.

De hecho, a pesar de que muchas personas pueden decirte que el VHS siempre residirá en tu cuerpo y que, por lo tanto, en cualquier momento de tu vida puedes volver a sufrir un herpes vaginal, te aseguro que no es así.

Solo tienes que enfocarte en fortalecer el sistema inmune, que es el principal responsable de mantenerlo a raya, para que no vuelva a molestarte nunca más.

Por este motivo, en esta ocasión voy a hablarte de una serie de remedios que, por un lado, aliviarán los síntomas que padeces, lo cual te ayudará a poder disfrutar de una vida totalmente normal durante estos días.

Por otro, también te diré qué elementos te ayudarán a disfrutar de un sistema inmune óptimo y perfectamente preparado para acabar con el virus.

Bicarbonato de sodio para el herpes vaginal

El bicarbonato de sodio te será de gran ayuda si las heridas y llagas que ha ocasionado el herpes vaginal que padeces se han infectado y están supurando, lo que puede ser especialmente doloroso y problemático.

Al fin y al cabo, esta es, probablemente, la zona más delicada de tu cuerpo.

El bicarbonato de sodio conseguirá, en primer lugar, que las heridas se sequen, lo que se traducirá en una automática reducción del dolor y la quemazón.

Solo tienes que mojar en agua un trozo de algodón, ponerlo en contacto con el bicarbonato de sodio y pasarlo por encima de las úlceras.

Debo hacer especial hincapié en un par de cuestiones.

La primera de ellas es que debes usar un trozo de algodón diferente en cada llaga ya que, de no hacerlo, puedes acabar infectando con el virus el bicarbonato de sodio y hacer que otros miembros de tu familia se contagien con él.

Además, aunque hayas escuchado por ahí que, junto al bicarbonato de sodio, debes poner un poco de harina de maíz para cubrir las heridas una vez que acabes de aplicar el tratamiento, no lo hagas.

Y es que las bacterias se reproducen increíblemente rápido en esta sustancia, por lo que solo conseguirás empeorar el estado del herpes vaginal.

Bicarbonato de sodio para el herpes vaginal

Pomada de lavanda y aceite de oliva para el herpes vaginal

Ahora voy a hablarte acerca de una pomada extraordinariamente efectiva frente al herpes vaginal que está formada por aceite de oliva y lavanda.

Esto se debe a que, al combinar ambos elementos, se obtiene una sustancia que aporta frescor a tu zona íntima.

Esto ayuda a reducir el impacto de los síntomas, y se liberan una serie de sustancias antioxidantes que eliminan los radicales libres y ayudan al sistema inmune a trabajar adecuadamente.

La elaboración de este remedio es muy sencilla.

En concreto, solo tienes que llenar una taza con aceite de oliva y, después, ponerla a calentar en el fuego a temperatura media.

Cuando veas que empieza a burbujear, añade una cucharada de aceite esencial de lavanda y, si lo deseas, una adicional de miel de abeja.

Después, retírala del fuego.

Espera a que el aceite de oliva mezclado con lavanda y miel se enfríe por completo antes de aplicarlo.

Y es que, de no hacerlo, puedes quemar tu piel y empeorar el estado del herpes vaginal.

A continuación, sigue el mismo procedimiento para su aplicación que aquel que te he dicho para el bicarbonato.

El Propóleo para el herpes vaginal

El propóleo es una sustancia elaborada por las abejas y que tiene forma de resina.

En concreto, diversos estudios han revelado, a lo largo de los años, que este elemento posee fantásticas propiedades antivirales y que propicia la sanación de las heridas generadas por el herpes vaginal.

Puedes, por un lado, comprar en un herbolario alguna pomada cuyo ingrediente fundamental sea el propóleo.

Sin embargo, también puedes hacerlas tú misma a partir de las cápsulas que te venden en estos establecimientos mezclándolas con agua y con algún aceite esencial como el de lavanda del que te hablé anteriormente.

Las algas marinas para el herpes vaginal

Las algas marinas para el herpes vaginal

Desgraciadamente, muchas mujeres, padezcan o no herpes vaginal, no saben de las propiedades que las algas marinas tienen.

De hecho, te serán de gran utilidad para hacer frente al problema que te está afectando en estos momentos.

En concreto, a las que me refiero son las algas rojas de Sudamérica, las algas rojas de la India y el musgo marino, las cuales se han revelado como muy eficaces a la hora de inhibir los efectos del VHS dentro del organismo de la mujer.

Esto se traduce, principalmente, en la incapacidad de este para aparecer en forma de herpes vaginal.

Puedes tomar las algas marinas como aderezo de tus ensaladas o de cualquier otra receta que prepares.

Asimismo, también es recomendable que las tomes en forma de suplemento.

Eso sí, debo decirte que prestes mucha atención a la composición para asegurarte de que no posee ninguna sustancia química adicional.

Vitamina C para el herpes vaginal

Como bien sabrás, la vitamina C es la sustancia que mayor relación guarda con el bienestar del sistema inmune.

Por ello, es importante que, a partir de ahora, incrementes su consumo en tu dieta diaria ya que así reducirás ostensiblemente las probabilidades de volver a experimentar el herpes genital.

En concreto, la vitamina C la puedes encontrar en grandes cantidades en el limón, el pomelo, la naranja y, en general, en todas las frutas cítricas que existen.

En este sentido, mi consejo es que, cada mañana, tomes un delicioso jugo elaborado a partir de ellas para que así tu organismo pueda asimilar sus nutrientes y reforzar tu sistema inmune desde primera hora del día.

Hazme caso y pon en práctica todas las recomendaciones que aquí te acabo de dar.

Te aseguro que, mucho antes de lo que piensas, tu herpes vaginal habrá desaparecido totalmente y, con el paso del tiempo, el VHS dejará de estar activo en tu cuerpo y no volverá a darte problemas.

Sin embargo…

Lo mencionado aquí es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para curar el Herpes y eliminar los brotes para siempre

La clave – como ya mencioné en artículos anteriores – está en cambiar totalmente tu dieta.

Y es que además de añadir alimentos saludables, es sumamente importante que elimines aquellos que hacen más fuerte al virus. Y lamentablemente son muchos.

Pero no solo la dieta es importante. También existen otros importantes factores para curarse completamente del Herpes.

Esto lo digo por experiencia, ya que he sufrido largo tiempo las consecuencias desastrosas del Herpes.

Pero gracias al tratamiento natural que descubrí, he logrado eliminar al virus y los brotes que provoca.

Así, mi vida dio un giro de 180 grados y he vuelto a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar este tratamiento natural…

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica para curar el Herpes y eliminar los brotes para siempre

Nos vemos allí 🙂

Karen